Congregación

//

 

 

 

 

De entre de todos vosotros, soy

quien yo elijo

y asomo mi rostro

como una roca

que emerge

en la baja mar.

Alrededor de mí se enredan las algas

y no me desprendo

de mis otras caras, plumas de pavo real.

Devorad mi carne, días alegres,

seré alimento

de horas y niebla, faro de ojos abiertos

para los otoños que, en bandada,

acabarán posando sus ojos húmedas

sobre mis labios.

Poema de Càrabé, escrito a partir de la ilustración de Ana Cano.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ver más

  • Responsable: Amberes Revista Cultural.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Dinahosting que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Historia anterior

Eróstrato, entre el fuego y la memoria

Siguiente historia

Fania: diez apuntes febriles y un retrato a navaja

Lo último de