La República Pneumática es una novela escrita por J. Valor Montero y publicada en el año 2015 por Fantascy, sello especializado en historias de ciencia ficción, terror y fantasía. No es de extrañar que una narración de sus características, que la enmarcan dentro del género conocido como ucronía, haya encontrado encaje entre los títulos de esta editorial con sede en Barcelona. A diferencia de la mayoría de obras que responden a esta tendencia y que buscan la complicidad del lector situando las divergencias históricas de las que parten en momentos más o menos cercanos al presente, Valor Montero lleva la acción a una antigua Roma alternativa en lo que se correspondería con el siglo III de nuestra era.

Su premisa nos es ya revelada antes incluso de que se nos empiece a relatar la historia de su protagonista, el joven Marcus Novus. Con el encabezamiento Auctoris·Nota, Valor Montero llama nuestra atención sobre su propuesta, a la que debemos reconocer una gran originalidad. El autor describe una República Romana proclamada nuevamente tras la abdicación del emperador Claudio en el siglo I. Ello sería resultado del progreso conocido a raíz del desarrollo de la máquina de vapor unos años antes, hecho que habría posibilitado una precoz industrialización responsable de moldear una civilización muy distinta de la que conocemos. Aunque no es un hecho demasiado conocido, la realidad es que por ese tiempo, el ingeniero Herón de Alejandría desarrolló una forma temprana de máquina de vapor que no tendría mayores consecuencias sobre la tecnología del momento. Habría que esperar muchos siglos -concretamente hasta finales del siglo XVIII- para que, en un contexto geográfico muy distinto -Inglaterra-, las posibilidades del vapor conocieran la eclosión que propició el inicio del proceso industrializador. La Roma de Valor Montero habría sabido reconocer el potencial del avance de Herón de forma inmediata y optado por proporcionarle una utilidad práctica.

Este fenómeno nos empuja a hablar de otra de las singularidades del libro, en la que aquellos aficionados a la ucronía pueden haber encontrado -o no- un dilema. La República Pneumática se inscribe, pues así se afirma desde un primer momento, en este género de creciente popularidad. Sin embargo, la novela puede ser clasificada como steampunk a causa del protagonismo que la fuerza del vapor tiene en sus páginas, por más que el ambiente y la estética descritas en la obra poco o nada tengan que ver con las de la Inglaterra victoriana. Aún no existe demasiado consenso acerca de si el steampunk constituye un género por derecho propio en lugar de una derivación del de la ucronía, pero es probable que embarcarse en semejante discusión no haga sino distraernos de la inteligencia narrativa evidenciada por Valor Montero al conciliarlos en una misma historia.

La novela sigue las andanzas del joven Marcus Novus, quien se encamina hacia Barcino Magna (Barcelona) con el propósito de limpiar el nombre de su padre, recientemente acusado de un misterioso asesinato. La narración se estructura en cinco partes o libros, que contribuyen a diferenciar una serie de fases en las vivencias -y en no pocas ocasiones desventuras- de su protagonista. A lo imaginativo de la atmósfera descrita, con sus avances e invenciones, hay que añadirle el mérito de dar rienda suelta a las implicaciones que de este progreso se derivan, con mayor o menor acierto en lo que a verosimilitud se refiere. El autor ahonda en las mentalidades y valores a los que este escenario alternativo da origen y en el que, con no poca frecuencia -como podemos comprobar en el caso de la secta de los luditas-, observamos paralelismos con nuestra propia realidad histórica que pueden suscitarnos preguntas acerca de las relaciones de causalidad en el devenir humano. Por si fuera poco, el libro juega con la inclusión espontánea de vocablos en latín en el discurso de sus personajes, que en no pocas ocasiones constituyen auténticos neologismos. Cuenta, además, con un amplio glosario a modo de apéndice en donde se refieren datos importantes relativos a personajes de la novela -a los que se alude a veces de pasada durante la narración-, instituciones, corrientes de pensamiento, etc.

Con el subtítulo I. Baile de serpientes, se nos anticipa que éste es el primer volumen de lo que se proyecta que sea una trilogía -acaba de ser lanzada la segunda parte en catalán: Els quatre confins- que esperamos que satisfaga las expectativas creadas por la primera de sus partes. Sería una grata manera de dar continuidad al universo de Barcelona Roman Steampunk (Ømni Series), colección de libros interactivos multimedia que cuenta con textos del propio Valor Montero y cuyas animaciones han sido realizadas por Laura Llimós -autora de la imagen que preside este texto-, en el que La República Pneumática es fuente de inspiración para un popular juego de rol en línea.

No hay comentarios

Dejar respuesta