2B-Pablo-Burgueño

Parábola del constructor de escombros

/

 

 

Derribarás la casa donde he existido

o la dejarás vacía de la presencia de los míos

por los siglos.

Para que ninguno de mi estirpe

sueñe con el calor de las palabras,

para que nadie pueda habitar la bienvenida,

para que mis descendientes

no alimenten entre sus paredes a la esperanza

ni encuentren espacio

para llorar a los muertos.

Pero entonces tú

serás por siempre el constructor de escombros

y yo seré

eternamente

la piedra.

Un poema de Mariano Calvo Haya para Revista Amberes. Ilustrado por Pablo Burgueño.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ver más

  • Responsable: Amberes Revista Cultural.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Dinahosting que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Historia anterior

La noche que murió en Shanghái

Siguiente historia

El arte de apreciar

Lo último de

Diario cairota

Aquí nada significa lo mismo: un semáforo en rojo o ser mujer en un autobús abarrotado.