2B-Pablo-Burgueño

 

 

Derribarás la casa donde he existido

o la dejarás vacía de la presencia de los míos

por los siglos.

Para que ninguno de mi estirpe

sueñe con el calor de las palabras,

para que nadie pueda habitar la bienvenida,

para que mis descendientes

no alimenten entre sus paredes a la esperanza

ni encuentren espacio

para llorar a los muertos.

Pero entonces tú

serás por siempre el constructor de escombros

y yo seré

eternamente

la piedra.

Un poema de Mariano Calvo Haya para Revista Amberes. Ilustrado por Pablo Burgueño.

No hay comentarios

Dejar respuesta