Si el vaso no está limpio,
lo que en él derrames se corromperá.
Horacio (s. I a.C.)

 

No hablo de sexo, por más que se parezca.

 

Hablo de la plaza libre de un parking

subterráneo, como los maletines que se abren

en un despacho del parlamento.

 

Hablo de las cajas de fruta vacías

en la parte invisible de los supermercados,

la sonrisa fingida de tu padre

en la foto de sus últimas vacaciones junto al mar;

estoy hablando del soborno de los días

y el cable tenso

de un remolque en carretera.

 

Mi país.

 

No hablo de sexo, aunque tampoco sea sencillo.

 

Junto al pabellón de maternidad

había una ortopedia

y una tienda de recuerdos.

 

Poema de Martín Bezanilla (Selaya, Cantabria, 1984). Obtuvo un accésit del Premio de Poesía José Hierro con la suite de poemas El desván de la almohada (Eds. del Ayto. de Santander, 2007); y el Premio de Poesía José Luis Hidalgo, con su poemario Cine, convocado por el Ayto. de Torrelavega y editado por Quálea (2012).
Ilustración de SAO. Para ver más de su producción, pueden visitarse sus blogs: Trasuntos gráficos (http://copygrafias.wordpress.com/) y Aburrimientos (http://santatorpeza.wordpress.com/).

1 Comentario

Dejar respuesta