Los lugares zanjados

///
Tánger se parece a mi alma en el desorden.
Laura Casielles

Te envuelve esta ciudad

entre sus edificios.

Las sábanas colgadas hoy no bailan

y los álamos se mueven como álamos.

Quien huyó por primera vez

lo sabe:

Existe un tiempo distinto,

interior, incontable,

acaso medido en pasos de río.

Habita en las ventanas que saben esperar

y van anotando, pacientes,

lo que pasa:

El coche, el niño, nada,

el agua cuando llueve, en riadas

Una risa, ¿la viste?, pasa.

Y estas ganas revisadas de llorar,

de estrechar muy fuerte a los amigos que no están

son solo un reflejo de la ciudad y sus mareas.

Ilustración de Carmen Gutiérrez Somavilla (https://carmengsomavilla.com).

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ver más

  • Responsable: Amberes Revista Cultural.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Dinahosting que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Historia anterior

‘Misery’ o sobre cómo no leer

Siguiente historia

La epidemia que salvó 8000 vidas

Lo último de

Diario cairota

Aquí nada significa lo mismo: un semáforo en rojo o ser mujer en un autobús abarrotado.